Revolucionando con la Naturaleza
Filtramos hasta el 99% de los contaminantes de sus aguas residuales con nuestro sistema natural BIDA®. A través del proceso digestivo de las lombrices que logran el trabajo en sólo 4 horas.
¿Como funciona?
Galones de agua tratado
  • 146
    Plantas a Nivel Mundial
  • 5
    Patentes a Nivel Mundial
¿Tienes lombrices?

Nosotros tenemos millones. Estas criaturas abundantes son clave para el éxito del trabajo. A medida que los gusanos hambrientos se mueven por nuestro sistema en busca de alimento, crean canales de aire y, por lo tanto, airean pasivamente el sistema. El oxígeno es un componente clave para el tratamiento de aguas residuales y, aunque la mayoría de las tecnologías requieren mucha energía para impulsar el aire a través del agua, nuestros gusanos lo hacen de forma natural ya que su digestión es bastante rápida.
El humus de lombriz es extremadamente rico en microbios y bacterias que funcionan de forma simbiótica y beneficiosa para formar una capa que crece en las virutas de la madera. Su característica principal consiste en ser un adhesivo compuesto por miles de millones de microbios que capturan, retienen y descomponen los desechos.

Sostenibilidad en Acción

BioFiltro emplea a los limpiadores más eficaces de la naturaleza, lombrices de tierra y microorganismos, para permitir a nuestros clientes satisfacer sus necesidades de descarga de aguas residuales de una manera económica a la vez que minimizan el área usada para aplicación al suelo o las cuentas de descarga de aguas residuales industriales. 

Capaz de procesar millones de litros al día, el Sistema BIDA® usa hasta un 95% menos de energía que los métodos de tratamiento de aguas residuales tradicionales para entregar agua lista para reutilización, riego de cultivos o apta para desinfección terciaria. 

BioFiltro diseña a medida cada Sistema BIDA® que, gracias a su estructura modular, puede servir a hogares individuales y escalarse para tratar millones de litros al día.   

Aprender Más
  • Uso de la energía eficiente: el proceso aeróbico pasivo promedia los 0,0002 kWh por cada litro tratado
  • Maximice el retorno: reduzca las cuentas de aguas residuales industriales o el área necesaria para aplicación al suelo 
  • Libre de químicos: elimine el gasto y el uso de químicos dañinos
  • Libre de lodos: la biomasa convierte los desechos en humus nutritivo a lo largo del tiempo
  • Calidad del flujo de descarga garantizada: diseños a medida para cumplir con sus requerimientos de descarga 
  • Comprobado: 26 años en funcionamiento, incluso en el Desierto de Atacama y la Antárctica
BioFiltro compitió contra 1.500 empresas en 2011 para ganar el Global Clean Tech Open en Silicon Valley.

¿Cómo funciona?


¿Cómo funciona el Sistema BIDA®?

El Sistema BIDA® utiliza procesos físicos y biológicos para brindar tratamiento secundario. El filtrado físico se realiza mediante medios del sistema que también cultivan una biomasa rica en bacterias y lombrices para el filtrado biológico. 

Control y monitoreo con telemetría

Mediante el uso de una red de paneles de control y sensores, BioFiltro realiza el seguimiento de desempeño del sistema y los parámetros de calidad del agua de forma remota las 24 horas. Se pueden realizar ajustes a las cargas del sistema a través de la nube para garantizar un desempeño óptimo. 

Tratamiento primario

Se instalan separadores de sólidos para impedir que los sólidos grandes ingresen al Sistema BIDA®. Los sólidos orgánicos capturados se transfieren a vermicomposteras secundarias mientras que el agua fluye a un tanque de ecualización en el que los sensores monitorean constituyentes como pH y fluidez y agregan bacterias como complemento nutricional.

Capas de filtrado biológico

Un sistema de irrigación automático dispersa el agua a través de toda la superficie del Sistema BIDA®. La gravedad tira el agua hacia abajo a través de capas de virutas de madera y piedras de río antes de la descarga final. Debido al rápido proceso de 4 horas, el biorreactor es virtualmente inodoro y requiere una capacidad de almacenamiento mínima. 

Lombrices de tierra y bacterias microbianas

BioFiltro inocula la superficie de la planta con una mezcla específica de lombrices y bacterias para lograr eficiencia máxima en la reducción de parámetros como demanda bioquímica de oxígeno (DBO), total de sólidos en suspensión (TSS), Grasas y Aceites, Nitrógeno Total, total de sólidos disueltos (TSD), amoniaco y fósforo. Las lombrices excavadoras crean canales de aire, digieren los sólidos suspendidos y pueden lograr densidades de 12.000 lombrices por metro cuadrado. Para los clientes de temporada, la biomasa sobrevive con las virutas de madera compuestas de carbono en el periodo fuera de temporada. 

Subproductos naturales y sostenibles

La alta calidad del flujo de descarga del Sistema BIDA® puede reutilizarse in situ para riego de cultivos, mientras que, a lo largo del tiempo, las lombrices y las bacterias convierten los desechos de las aguas residuales en un humus rico en nutrientes y microorganismos.